top of page

Cómo el Phishing Utiliza Tus Sesgos Cognitivos en Tu Contra

Los ataques de phishing representan una cantidad considerable de brechas de datos. No es simplemente una cuestión de suerte aleatoria lo que hace que estos fraudes tengan éxito. El phishing a menudo apunta a los sesgos cognitivos programados en el cerebro de las personas.

Cómo el Phishing Utiliza Tus Sesgos Cognitivos en Tu Contra
Foto tomada de: Ridge Security

Al comprender los trucos psicológicos que hacen que el phishing sea tan efectivo, puedes protegerte a ti mismo y a tu organización contra esta amenaza omnipresente. Este artículo explica cómo el phishing explota sesgos cognitivos específicos y proporciona estrategias accionables para convertir estas debilidades en fortalezas.


¿Qué es el Phishing?


El phishing es un ciberataque en el que los atacantes se hacen pasar por una fuente confiable para robar información sensible. El objetivo suele ser engañar al destinatario para que comparta contraseñas, números de tarjetas de crédito u otros datos valiosos. Es una forma astuta de explotar la psicología humana en lugar de fallas tecnológicas.


Los ataques de phishing típicos incluyen el phishing por correo electrónico, el spear phishing y la clonación de sitios web. El phishing por correo electrónico lanza una red amplia, dirigida a muchas personas a la vez. El spear phishing se centra más en apuntar a una persona o organización específica. La clonación de sitios web implica replicar un sitio web de confianza para capturar detalles de inicio de sesión u otros datos sensibles.


Sesgos Cognitivos Explicados


Los sesgos cognitivos son atajos mentales para la toma de decisiones humanas. Estos marcos mentales suelen ser ventajosos, pero pueden llevar a las personas a tomar decisiones erróneas. En el contexto de los ataques de phishing, estos sesgos se convierten en vulnerabilidades que los atacantes pueden explotar.


La susceptibilidad al phishing aumenta cuando terceros manipulan estos atajos. Por ejemplo, los correos electrónicos de phishing pueden hacerse pasar por mensajes de figuras de autoridad, llevando a las personas a cumplir sin pensarlo dos veces.


Reciprocidad

El sesgo de reciprocidad es la tendencia psicológica a devolver un favor cuando alguien hace algo amable. Los ataques de phishing pueden manifestarse como un atacante que ofrece algo de valor, como un libro electrónico gratuito o una tarjeta de regalo, a cambio de información personal o credenciales de inicio de sesión.


En el entorno corporativo, un correo electrónico podría ofrecer un «informe de la industria gratuito» si el destinatario hace clic en un enlace e inicia sesión. La trampa es que el enlace conduce a un sitio de phishing para capturar detalles de inicio de sesión. Debido al «favor» ofrecido, el destinatario puede sentirse inclinado a devolver el gesto siguiendo las instrucciones.


Las organizaciones deben enseñar a los empleados a examinar ofertas no solicitadas y verificar sus fuentes antes de actuar. Medidas técnicas, como la autenticación de múltiples factores, también pueden agregar una capa adicional de seguridad, lo que dificulta que los estafadores exploten este sesgo.


Autoridad

El sesgo de autoridad se refiere a la tendencia a confiar más en mensajes o instrucciones de figuras de autoridad. En los ataques de phishing, los estafadores a menudo se hacen pasar por ejecutivos, departamentos de TI o agencias gubernamentales para engañar a los destinatarios para que cumplan.


Por ejemplo, un empleado podría recibir un correo electrónico que parece provenir del CEO, solicitando una acción urgente como transferir fondos o compartir información confidencial. Debido a que la solicitud parece provenir de una autoridad de confianza, el empleado es más propenso a cumplir sin cuestionar la autenticidad del correo electrónico.


Las corporaciones pueden capacitar al personal para verificar nuevamente contactando al remitente supuesto a través de un canal separado, como una llamada telefónica. La implementación de medidas técnicas, como la autenticación de correo electrónico, también puede ayudar a identificar o filtrar correos electrónicos falsos.


Escasez

El sesgo de escasez es el impulso psicológico de actuar rápidamente cuando las personas piensan que algo está en oferta limitada o que se agota el tiempo. Los ataques de phishing pueden aparecer como mensajes urgentes que dicen que una cuenta se bloqueará o que una oferta especial expirará pronto.


En un entorno corporativo, es posible que veas correos electrónicos que advierten que tu contraseña caducará en una hora o que te han seleccionado para una «oferta exclusiva» disponible solo para los primeros respondientes. Estas tácticas crean un sentido de urgencia, eludiendo el escrutinio lógico.


Capacita a los empleados para que se tomen un momento para verificar nuevamente cualquier solicitud urgente por correo electrónico u ofertas. Utiliza canales seguros para confirmar la autenticidad del mensaje. También es beneficioso contar con medidas de seguridad automatizadas que pueden detectar o poner en cuarentena correos electrónicos sospechosos.


Cómo Proteger Tu Corporación


Los programas de capacitación y concienciación son vitales para educar a los empleados sobre los tipos de ataques de phishing y los sesgos cognitivos que los hacen efectivos. Talleres regulares, ejercicios de simulación y actualizaciones pueden mantener al personal bien informado y preparado para identificar intentos de phishing.


En el lado técnico, la implementación de salvaguardias, como la autenticación de múltiples factores, el filtrado de correo electrónico y herramientas de navegación segura, puede ofrecer una capa adicional de protección. Estas medidas pueden detectar intentos de phishing antes de que lleguen a los empleados o alertarlos si algo parece sospechoso.


La vigilancia continua es imperativa porque las tácticas de phishing están en constante evolución. Los empleados deben mantenerse alerta, y los sistemas requieren actualizaciones regulares para adaptarse a nuevos tipos de ataques. Combinar la vigilancia humana y las salvaguardias tecnológicas crea una defensa sólida contra el phishing.


Protege la Mente para Asegurar la Red


Los ataques de phishing explotan astutamente los sesgos cognitivos, como la reciprocidad, la autoridad y la escasez, para manipular las decisiones de las personas. Al comprender estos sesgos, las corporaciones pueden implementar estrategias efectivas que combinen la concienciación humana con salvaguardias técnicas.


Los programas de formación y la autenticación de múltiples factores pueden marcar la diferencia. Además, herramientas como RidgeBot pueden ayudar al simular varias vías de ataque para identificar vulnerabilidades en tus defensas de ciberseguridad.


Realiza un esfuerzo comprometido para construir mejores cortafuegos y afilar tus defensas mentales. La combinación de tecnología y concienciación puede crear una infraestructura de ciberseguridad sólida que haga frente a las amenazas en constante evolución que las personas enfrentan.


Tomado de: Ridge Security



0 comentarios

Comentários


bottom of page